Desde la periferia de Chiapas

Como ya sabemos las causas de la migración son la falta de oportunidades para obtener una vida digna. Otras son la violencia y las amenazas a la integridad personal, por estas razones, las personas se ven obligadas a abandonar sus países como refugiados. Para ellos salir de su país no es sólo buscar otras oportunidades sino escapar de la violencia y amenazas contra su integridad.
Una de las prioridades de las combonianas en América es el promover la cultura del encuentro con el pueblo migrante, acompañarlos y capacitarlos.
Un día que intentaba hacer cálculos para poder llevar suficiente comida y preguntaba el número de persona que podría haber en el albergue, uno de sus miembros, François de Camerún quien me imagino debe ser un profesor de historia, porque me relató toda la historia de Camerún y las dificultades que están afrontando hoy y por las que no ven otra solución que salir de su país. Luego me dijo lo siguiente “hermana, lo que ustedes puedan traer es bienvenido. Jamás van a poder traer suficiente para todos, somos demasiados, pero si traen algo para los niños, al menos ellos ese día no pasaran hambre. Si traen para veinte personas, ese día veinte de nosotros tendrá algo que comer. Nada de lo que traigan es poco y todo es bienvenido”
Muchos de ellos son profesionales y tienen la firme esperanza de llegar a Canadá, visto que los EE.UU representa un camino imposible.
Motivadas por estas palabras, hemos decidido hacer todo lo que podamos para llevarles algo de comer.

Desde Chiapas

Categories :

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *